Un anillo para gobernarlos a todos, construido en 26 años

Richard Wagner

El compositor alemán Richard Wagner comenzó a escribir El Anillo del Nibelungo, serie de 4 óperas de componen una misma historia, en 1948. El 16 de mayo de 1849 se emitió una orden de arresto contra Wagner por su supuesta participación en el Alzamiento de mayo en Dresde durante la Revolución Alemana. Terminó el libreto durante su exilio en Suiza en 1852. La música de El Oro del Rin (Das Rheingold) fue terminada en 1854. La Valquiria (Die Walküre) terminada en 1856 con el comienzo de Sigfrido (Siegfried). En 1857 Wagner interrumpe este trabajo y pasan 12 años en los que crea otras obras hasta que retoma la tetralogía y finaliza Sigfrido en 1871. El Ocaso de los Dioses (Götterdämmerung) fue terminado en 1874. En total 26 años construyendo el famoso anillo.

La extensa obra, que supera las 15 horas de música, a menudo se ha comparado con la saga El Señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien, ya que ambas obras están basadas en textos épicos medievales del norte de Europa, leyendas germánicas y escandinavas, y cuentan con el poder del anillo, en el caso de Wagner un anillo mágico, forjado con Oro del Rin, de sorprendente influjo y con el que se domina al ejército de los Nibelungos. Ambas representan la oposición del amor frente al poder.

La música de Wagner hipnotiza, asombra, envuelve y arrastra al espectador para introducirle en una historia épica y cargada de heroísmo.