Concierto de Año Nuevo de Viena

El mundo entero observa este acontecimiento y da la bienvenida al nuevo año. Es, sin duda, el concierto más famoso de todos los tiempos.

Orígenes del concierto de año nuevo de Viena

Los inicios del Concierto de Año Nuevo de Viena están cubiertos de una amarga polémica: En 1938 los nazis despidieron a todos los artistas judíos de la ópera estatal de Viena y disolvieron la Asociación Filarmónica. En 1939 se celebró el primer concierto de Año Nuevo de la mano de Clemens Krauss, íntimo de Joseph Goebbels, que dirigió estos conciertos hasta el final de la guerra.

Último concierto de Año Nuevo de Viena, dirigido por Christian Thielemann:

Krauss, destacado director de orquesta de la época, vivió una vida dedicada a la música y lo que representa el Concierto de Año Nuevo en Viena: formó parte del coro de los Niños Cantores de Viena, fue director general de la Ópera Estatal de Viena y fue amigo de Richard Strauss. Aunque su amistad con el ministro de Propaganda nazi hizo que, tras la guerra, fuera apartado de la dirección por parte de los aliados, finalmente fue exonerado de culpas en 1947 y retomó la dirección de los Conciertos de Año Nuevo.

Popularización del Concierto de Año Nuevo

Tras la muerte de Clemens Krauss en 1954, los miembros de la Orquesta Filarmónica de Viena decidieron, democráticamente, encomendar al concertista Willi Boskovsky la dirección artística de los Conciertos de Año Nuevo. En 1958 Boskovsky introdujo el vals El Danubio azul y la Marcha Radetzky, una decisión que, junto con el inicio de las retransmisiones televisivas, impulsó la popularidad del concierto hasta las altas cotas de audiencia que dispone hoy día. Actualmente el Concierto de Año Nuevo se emite en 90 países de todo el mundo con una audiencia media de 50 millones de telespectadores.

MusiTour le invita a celebrar el Fin de Año en Viena con Andris Nelsons:

Andris Nelsons, Director del Concierto de Año Nuevo de Viena 2020

Concierto de Año Nuevo y la Filarmónica de Viena

Tal vez no haya otro conjunto musical más consistente y estrechamente asociado con la historia y la tradición de la música clásica europea que la Orquesta Filarmónica de Viena. Numerosos iconos de la música clásica de todos los tiempos han elogiado a esta agrupación: Richard Wagner describió a la orquesta como «una de las más destacadas del mundo»; Anton Bruckner lo llamó «la asociación musical más superior»; Johannes Brahms se consideraba un «amigo y admirador»; Gustav Mahler afirmó estar unido a través de «los lazos del arte musical»; y Richard Strauss resumió estos sentimientos diciendo: «Todos los elogios de la Filarmónica de Viena se revelan como una subestimación».

El sonido característico de la Filarmónica de Viena puede ser atribuido en parte al uso de instrumentos y estilos de ejecución que son fundamentalmente diferentes al usado por otras orquestas, destacando instrumentos como la trompa vienesa.

El Concierto de Año nuevo hoy

Tras Boskovsky, que dirigió el concierto nada menos que durante 25 años, y Lorin Maazel, quien dirigió los conciertos hasta 1986, los músicos tomaron la decisión de seleccionar un director diferente cada año. Este nuevo formato comenzó con el inolvidable concierto de Herbert von Karajan en 1987 y supone desde entonces un reconocimiento y un honor para los directores que, año tras año, van dejando su impronta en tan magno evento.

El próximo concierto de Año nuevo será dirigido por el maestro letón Andris Nelsons, de 40 años.

Andris Nelsons dirigiendo a la Orquesta Filarmónica de Viena en el pasado Festival de Salzburgo:

Concierto de Año Nuevo en Viena 2020